Acerca del Balance de Blancos

¿Qué es un balance de blancos personalizado?

Incluso a las mejores cámaras digitales se les dificulta producir un color preciso. Las imágenes tomadas con un balance de blancos incorrecto pueden tener tonos rojos, amarillos o azules que no son naturales, consumen mucho tiempo y son difíciles de corregir.

Para ayudar a los fotógrafos a hacer frente a este problema, los fabricantes de cámaras digitales diseñaron sus cámaras con múltiples funciones de balance de blancos, incluyendo el Balance de Blancos Personalizado, el Balance de Blancos Automático (AWB), y las configuraciones predeterminadas de fábrica de temperatura de color para el sol, sombras, luz de tungsteno, luz fluorescente, flash e iluminación nublada. Cuando se toma la foto, los fotógrafos deben seleccionar una de las configuraciones de balance de blancos de la cámara para aplicarla en la propia cámara, o fotografiar una herramienta de referencia neutral para aplicarla más tarde en el procesamiento posterior si utiliza el formato de archivo RAW.

Desafortunadamente, el balance de blancos automático (AWB) a menudo produce resultados inconsistentes de color muy difíciles, y las temperaturas de color asignadas a las configuraciones predeterminadas de balance de blancos de la cámara frecuentemente no reflejan las condiciones de iluminación del mundo real, causando tintes de color en las imágenes.

Utilizar la función de balance de blancos personalizado sigue siendo la forma más confiable para producir de forma consistente un color preciso y equilibrado en las cámaras digitales. La función de balance de blancos personalizado elimina las inconsistencias del AWB y la generalidad las temperaturas de color predeterminadas de fábrica porque permite al usuario calibrar la cámara a una temperatura de color exacta al capturar las imágenes. El procedimiento de balance de blancos personalizado requiere una referencia neutral como el ExpoDisc para medir el color de la luz con precisión.